Loader

Consultas de oftalmología

Examen Oftalmológico

¿Cuál es la diferencia entre un examen de la vista en una óptica y una consulta con el oftalmólogo?

Un examen de la vista revisa únicamente eso: la cantidad de visión y su posible correción con lentes. En niños suele ser insuficiente. Sólo se detectan algunos casos de graduación ya que se requiere de un examen especial con dilatación de pupila. No se revisa la salud integral de los ojos.

Un examen oftalmológico completo sólo lo puede realizar un oftalmólogo que cuenta con los conocimientos y equipo especial para revisar los ojos por fuera y por dentro. Un examen de este tipo puede incluso diagnosticar problemas de salud como diabetes, hipertensión, enfermedades reumatológicas, problemas de tiroides, entre otros. Además de proporcionar la graduación precisa de los lentes en caso de ser necesario.

¿Cuál es la importancia de un exámen oftalmológico?
El examen oftalmológico es parte de la valoración y mantenimiento de la salud. La revisión periódica permite detectar oportunamente enfermedades de los ojos e incluso del resto del cuerpo. La vista es esencial para el desarrollo y el aprendizaje por lo que se recomienda que se revisen personas de todas las edades, desde bebés, niños, adolescentes hasta adultos.
¿En qué consiste un examen oftalmológico completo?
Toma de agudeza visual, determinación de graduación de lentes, prueba de colores y estereopsis (profundidad), revisión de la anatomía del ojo, dilatación de pupila para ver el interior del ojo, revisión de los párpados, toma de presión intraocular.
¿Con que frecuencia debe acudir un adulto a una revisión de los ojos?
Se recomienda una revisión anual en todas las personas que utilicen lentes. A partir de los 40 años, se recomienda en todas las personas para detectar de forma oportuna problemas en los ojos asociados con la edad. Los pacientes con diagnóstico de diabetes deben revisarse al hacerse el diagnóstico y tan frecuentemente como lo indique el oftalmológo según su caso. En caso de presentar síntomas oculares recomendamos una revisión a la brevedad para buscar una solución oportuna.
¿Con que frecuencia debe acudir un niño a una revisión de los ojos?
Se recomienda una consulta en todos los niños al cumplir los 3 años de edad para valorar si existe graduación y si ambos ojos están sanos. Al entrar a nivel escolar se recomienda una revaloración para detectar cambios en la graduación por el crecimiento.

Todos los bebés prematuros deben de ser revisados por un oftalmólogo, sin excepción. Los niños sanos menores de 3 años deben de ser revisados si los padres notan algo en sus ojos como: desviación de la mirada, una mancha blanca en la pupila, dificultad del niño para seguir objetos, entre otras.

Revisión Pediátrica

¿Cómo se realiza la valoración de los ojos a un niño?

La consulta oftalmológica pediátrica se adapta de acuerdo a la edad del paciente. Es posible revisar desde bebés hasta adolescentes con distintas técnicas. Se valora la agudeza visual, binocularidad (cómo funcionan en cojunto los ojos) y pruebas de visión de colores. Se revisa la anatomía de los ojos y se dilata la pupila con gotas para revisar detalles del interior de los ojos.

¿Cómo se si mi hijo necesita una revisión de los ojos?

Todos los niños deben ser revisados a los 3 años de edad. Deben de ser revisados al menos una vez al año si: usan lentes, son prematuros, tienen problemas en el desarrollo o enfermedades sistémicas, tiene ojos desviados (estrabismo), tienen familiares con enfermedades de los ojos, o han tenido accidentes en los ojos. Es necesario detectar los problemas oculares con tiempo para asegurar un adecuado desarrollo del sistema visual.

TOP