Loader

Cirugías

Cirugía de pterigión

¿Qué es la cirugía de pterigión?

Es el procedimiento que se realiza para extirpar el pterigión (crecimiento anormal de la conjuntiva sobre la córnea).

¿Cómo se realiza?

Es un procedimiento ambulatorio. Se puede realizar con o sin sedación. Se utiliza anestesia en gotas e inyectada por debajo de la conjuntiva. Se retira el pterigión de la córnea mediante un raspado (queratectomía), posteriormente se recorta el resto del pterigión dejando sólo conjuntiva sana.

El defecto que quedó puede dejarse expuesto, o bien, realizar un injerto de conjuntiva sana (tomada de la parte superior del mismo ojo, o del ojo contrario). También se puede cubrir con un fragmento de membrana amniótica. Estos injertos se pueden suturar o adherir con pegamento tisular.

¿Cómo es la recuperación?

Al terminar la cirugía se colocará un parche. Los primeros días puede haber molestia como dolor, lagrimeo y visión borrosa. Esto es por el defecto epitelial (herida en la córnea) que queda al retirar el pterigión. Este defecto epitelial sana en unos cuantos días. Durante este tiempo las visitas al oftalmólogo pueden ser frecuentes. Es posible que el oftalmólogo indique continuar con el parche y cambiarlo en casa cada 24 horas.

Al sanar el defecto epitelial el ojo permanece sin parche y sólo puede haber sensación de cuerpo extraño o “basurita” en caso de que se hayan utilizado suturas. Si ese fue el caso, las suturas se retiran en aproximadamente dos semanas.

¿Puede volver a crecer?

Sí. El pterigión puede recidivar. La recidiva es más frecuente en personas jóvenes, con enfermedades inflamatorias de la superficie ocular, en pterigiones que ya habían sido operados, y en los casos en los que NO se usó injerto conjuntival o membrana amniótica.

El pterigión recidivante puede volverse a operar, pero con algunas medidas especiales ya que suele ser una cirugía más compleja.

TOP